Para conseguir esas fotografías ideales que tenemos en mente de mujeres embarazadas, es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones a la hora de hacerlas. Os vamos a hablar de cómo hacemos un reportaje de premamá en Primera Foto, y los consejos que damos a las mujeres y familias interesadas.

Para empezar, lo primero que debemos decir es que la última etapa del embarazo es la ideal para hacer un estudio fotográfico. A partir de la semana 30 la tripita estará más redondeada y por tanto saldrá mejor en las fotos. Vale la pena aclarar que cada bebe tiene su propio ritmo de crecimiento y por eso habrá barriguitas más o menos grandes.

Respecto a la ropa, lo aconsejable es que la modelo la lleve de un solo tono, preferiblemente blanca o negra. Una de las razones es que la protagonista de la foto es la barriguita de la futura madre y por tanto no deben existir estampados que desvíen la atención. De esta manera se logra además que la foto no quede anticuada con el paso del tiempo.

¿Qué elementos usar en las fotos? Lo que recomendamos en Primera Foto es que la futura madre venga a la sesión fotográfica con aquellas cosas que ya forman parte del nuevo integrante de la familia. Por ejemplo: la mejor ecografía, el primer peluche que le han regalado al bebé o los patucos que le ha tejido la abuela. Esos detalles ayudarán a crear un ambiente más cercano y personal.

Nos encanta que los demás miembros de la familia aparezcan en los reportajes que hacemos de embarazadas. Una imagen del padre acompañando a su pareja en la dulce espera es enternecedora. Si ya hay más hijos en el hogar, es importante que ellos también estén en algunas fotos compartiendo protagonismo con su futuro hermanito o hermanita. Para estas fotos familiares aconsejamos que todos vengan vestidos con la misma tonalidad. Por ejemplo unos vaqueros y una camiseta del mismo color.

En nuestro estudio de Madrid contamos con diferentes escenarios para que la futura madre pueda elegir uno con el que se sienta identificada. Nuestra recomendación, al igual que con el vestuario, es que sean de colores neutrales, de modo que trasmitan más armonía. Los fondos blancos son ideales para este tipo de reportajes

También se puede optar por hacer los reportajes al aire libre si el tiempo acompaña. En estas sesiones en exteriores es importante seguir la pautas de los colores neutros para el vestuario.

Por último, nuestra recomendación es hacer varias fotos en diferentes poses para que haya diversas posibilidades a la hora de elegir. La idea es realzar la belleza de un cuerpo embarazado.

Para más información de nuestras sesiones fotográficas haz click aquí.