SOBREHoy os dejamos una idea que os podrá servir para regalar a vuestros peques por su cumpleaños, pero no es nada que se pueda comprar con dinero, es un regalo emotivo, con corazón.

Hemos visto un blog donde una mamá para cada cumpleaños de su hija le regala una carta. Una carta que va guardando para que ella pueda leer cuando sea mayor.

A nosotros nos encanta esta idea y, si la acompañamos de una fotografía especial del peque, mucho mejor.

Pensar que el día de mañana cuando nuestros niños sean mayores puedan tener una serie de cartas en las que les decimos lo importantes que son para nosotros, lo orgullosos que estamos de sus avances, su comportamiento, lo que los queremos, lo valiosos que son… Algo que cuando estén tristes, que aunque queramos o no, pasará, puedan tener a su lado y les reconforte su lectura y vean que no están ni han estado nunca solos … nos parece increíble.

Muchas veces también no decimos cosas, o porque no nos atrevemos, o por las prisas del día a día, y sentándonos delante de una carta esas palabras que no habían salido de repente salen solas y ahí se quedan, para siempre…

¿Os parece una buena idea? ¿La pondréis en práctica?

Vía: Petit-On