Desde Primera Foto te proponemos que en este Halloween sorprendas a los peques de la casa con una merienda de miedo, pero a la vez saludable. No te preocupes por los ingredientes, ya que con toda seguridad los tienes en el frutero.

Se trata de unos divertidos plátanos fantasmales y unas deliciosas calabazas ácidas. Los podrás preparar veinte minutos antes de que los niños lleguen del cole o, si lo prefieres, puedes tener los ingredientes listos y hacerlos en familia.  Seguro que estarán encantados con una noche de Halloween dulcemente saludable. ¡Ah! Y también, al final,  te enseñaremos un truco que te será monstruosamente útil.

Empecemos con los plátanos fantasmales 

Necesitarás lo siguiente:

La cantidad de plátanos depende de cuántos seáis en casa, para no tener que tirar comida a la basura. Y en cuanto a las uvas pasas, con un puñado te bastará.

Lo primero es que cortes los plátanos por la mitad.

En seguida, con la ayuda del mango de un pincel, o algo similar, haz tres huecos en la fruta. Dos pequeños para los ojos y uno más grande para la boca.

Pon una uva pasa entera en el hueco de la boca. Para los ojos, corta una uva por la mitad y haz dos bolitas. ¡Y ya tienes listos tus plátanos fantasmales!

 Ahora vamos con las calabazas ácidas

Estos son los ingredientes:

Al igual que con los plátanos tú decides la cantidad de mandarinas. En cuanto al apio, con un tallo será suficiente.

Primero quita la piel de las mandarinas y corta el tallo del apio en pequeños troncos.

Ahora sólo basta con introducir el tronquito de apio en la parte superior de la mandarina para tener nuestras jugosas calabazas ácidas.

Plus de diversión

Si lo que quieres es aprovechar esas manzanas que tienes en el frutero, te vamos a enseñar cómo convertirlas en sabrosos monstruos. Estos son los ingredientes:

Para hacer los monstruos debes cortar la manzana en cuatro partes. Saca un casco a cada tozo para que quede como una boca.

A continuación, hazle una ranura a cada cuarto de manzana de esta manera.

Corta trozos de manzana en forma de colmillos e introdúcelos por la ranura.

Para la lengua, quita una rodaja a la piel de la manzana roja y moldéala un poco.

Ponle dos uvas pasas que harán las veces de ojos y ¡abracadabra que aparezca un monstruo!

Tips de creatividad

  • Puedes reemplazar las uvas pasas por pepitas de chocolate o si tienes chocolate para derretir solo es que derritas un poco y con la ayuda del mango del pincel le dibujes los ojos y la boca.
  • Si lo prefieres, coloca palitos de helado a los fantasmas de plátano para que los niños se los puedan comer más fácil. En ese caso conviene dejarlos acostados sobre una bandeja  o clavarlos en un trozo grande de sandía.
  • Para la lengua del monstruo también puedes utilizar otras frutas rojas que tengas en casa. Las fresas funcionan muy bien..
  • Como dijimos al comienzo, estas fechas son para derrochar creatividad, así que anímate a hacer esta merienda saludable y divertida.