adorno-navidad-renoAhora que los peques van a tener sus ansiadas vacaciones,  os dejamos con una manualidad que les tendrá entretenidos toda una tarde y cuya resultado es encantador.

Es un simpático adorno navideño de Rudolph creado con cartón, ideal para poner en la puerta o en la habitación de los peques.

Materiales necesarios:

  • Un par de cajas de cartón corrugado
  • Plantillas
  • Pegamento
  • Tijeras
  • Bolígrafo negro

Lo primero que tenéis que hacer es descargaros una plantilla gratuita desde esta web, para saber la forma que tienen la cabeza y los cuernos.

Trazad la cabeza dos veces y una vez la cornamenta en cartón corrugado y cortad los patrones con cuidado. En el interior de cada cabeza, cortad por la línea de puntos como está indicado.

Pegad las narices de manera tal que las cabezas estén conectadas por la nariz y dejad secar totalmente. Abrid la cabeza formando una V leve e insertad la cornamenta en la ranura superior y el patrón rectangular en la parte trasera. Para darle el toque final a las cornamentas, agregad puntas en las ranuras.

Pegad círculos rojos en la nariz y dibujad con boli negro los ojos de Rudolph. La nariz y los ojos también pueden ser de fieltro o de cualquier cosa que tengáis a mano por cosa. Si os gusta, podéis agregar una corona de Navidad para darle color al reno, un cordón rojo al cuello, cascabeles… ¡Todo lo que le añadáis le dará un toque más cálido y personalizado!

Más información: Good Housekeeping (En Inglés)

Vía: Peque Ocio