En Primera Foto damos nuevos pasos para contribuir a un mundo sin plásticos. El primero lo dimos años atrás al reemplazar nuestras bolsas tradicionales por unas reciclables. Ahora hemos ido más allá. Hemos pedido a nuestro proveedor de álbumes fotográficos que no use más plástico para recubrir aquellos que nos envía. Parece algo menor, pero te sorprenderá saber que, con esta simple acción, evitamos el uso de 556 m² de plástico al año.

Para que nos hagamos una mejor idea. Con el plástico que dejamos de usar para forrar los álbumes en un año, podríamos cubrir un campo y medio de tenis. ¿A qué es una barbaridad? Pues eso es lo que hemos pensado y por eso tomamos la decisión.

Cifras que alarman

Si tenemos en cuenta que el tiempo que tarda una bolsa de plástico en degradarse son 150 años, con la decisión medioambiental que hemos tomado vamos a evitar  que se produzca una cantidad de plástico que tardaría miles de años en desaparecer.

Insistimos en que el compromiso de disminuir al máximo el uso de plástico es tarea de todos. Los Gobiernos deben legislar para que disminuya su uso. Las grandes empresas deben buscar alternativas para envasar sus productos de una manera amigable con el medio ambiente. Y nosotros, como sociedad, debemos ser más conscientes con el reciclaje, con la reutilización, y por supuesto con la reduccción del uso de plástico, tal y como lo hacemos en Primera Foto.

La realidad que vive actualmente nuestro planeta nos debe hacer replantear la forma en que nos estamos relacionando con el medio ambiente y tomar medidas. Acciones que, por pequeñas que parezcan, ya hemos visto cómo van sumando.