Un reencuentro familiar después de varios años merece la pena ser fotografiado. ¡Me quedo con el amor, la unión y la naturalidad de esta preciosa familia!