Este verano nos hemos propuesto reutilizar muchas de las cosas que reciclamos en casa y vamos a compartir contigo todas nuestras manualidades. Como este botiquín que lo hemos hecho a partir de una botella de detergente. Es super fácil, mira el paso a paso en las fotos.

Los materiales pues también seguro que los tienes a mano:

  • 1 botella plástica grande de detergente
  • 1 cortador
  • 1 rotulador
  • cinta adhesiva roja (opcional)

Lo primero lava muy bien la botella por dentro y por fuera, y quita las pegatinas que trae.

Ahora con la ayuda de un cortador tienes que abrir la botella por toda la mitad pero solo hasta que te encuentres con la base. Si la marca de la unión no viene muy marcada traza con el rotulador una línea de corte.

Una vez que cortes por los dos lados te darás cuenta que la agarradera de la botella no deja abrir el envase. Lo único que tienes que hacer es cortarla por la mitad desde el otro lado. Ten cuidado de no cortarte. No te fíes pues aunque parece que es duro una vez que introduces la punta del cortador la cuchilla se desliza muy fácil.

Ten en cuenta que entre más recto sea el corte que haces, el envase cerrará mejor.

Respecto a la base, corta hasta donde aparecen las marcas en la foto. Si ves que tu envase es muy frágil por debajo, puedes ponerle unos puntos de silicona con la pistola para evitar que se raje con facilidad.

Para cerrarla lo único es volver a tapar el envase y ya tienes tu botiquín. Bueno, aún te falta darle el toque final.

¿Que ya tienes botiquín? No te preocupes, siempre habrá algo que guardar.

Si quieres mirar otras de las manualidades que hemos hecho, aquí puedes encontrar otras entradas de nuestro blog.