TortugaHemos leído un artículo donde nos advierten del peligro de contagio de la salmonelosis a través del contacto con reptiles y anfibios, como pueden ser las tortugas y las ranas.

La mayoría de las tortugas portan esa peligrosa bacteria y pueden contagiar principalmente a niños, adultos mayores, y a todo aquél con problemas de inmunidad.

El contagio se puede producir a través de las heces, pero también al tocar el agua. Es conveniente adoptar varias medidas higiénicas para evitar ese contagio, y como los peques se meten todo el rato las cosas a la boca, sería conveniente alejarlas de los hogares con niños menores de 5 años.

Más información: U.S. Centers for Disease Control and Prevention – Aventuras de un pediatra

Vía: Terra