bearHoy dejamos una sugerencia para los más mañosos, para volver a darle uso a toda esa ropa vieja que tenemos de los peques que ya les queda pequeña, pero que nos da pena tirar porque nos recuerdan determinados momentos de su infancia.

Se trata de una idea fantástica. Utilizar esas prendas para hacer distintas partes de un osito, que tendrán para siempre y les encontará porque estará hecho de retales de su ropita. Lo bonito es que cada pieza del patrón esté hecho con distintas prendas. También se puede personalizar más aún, si le bordamos una de las partes del patrón con su nombre y su fecha de nacimiento.

En Internet podréis encontrar distintos patrones, sobre todo si hacéis la búsqueda en inglés, por ejemplo “memory bears”.

¿No os parece una idea encantadora?

La fotografía es propiedad de su autor