Llevar tu hijo al trabajo no siempre es posible, pero hay algunos padres que se las arreglan para compaginar su vida laboral con la familiar, aunque eso implique echarse la familia encima. Y no es una frase hecha. Es lo que han hecho los fotógrafos Dylan Toh y Marianne Lim. Ellos continúan haciendo sus espectaculares fotos de paisajes por todo el mundo con sus hijos a cuestas.

conciliación laboral y familiar 1

Dylan y Marianne aman sus hijos y hacer fotos profesionalmente por todo el mundo, y para no tener que elegir entre una y otra decidieron que los niños también formarían parte del equipo de trabajo. Dylan ha escrito sobre está experiencia y ha dado algunas recomendaciones para los padres fotógrafos que quieren seguir sus pasos.

Un buen portador de bebés

Ese es el primer consejo de Dylan Toh. Y es que él asegura que para poder llevar el niño a la espalda hay que invertir en una buena silla portabebés, eso lo primero,  y luego acostumbrar tanto al pequeño a estar en ella, como al padre a caminar, trepar, agacharse y todo lo que haga falta con el peso del niño a la espalda,.¡Y ojo! Más el peso del equipo fotográfico, que no es poco. Una buena silla se caracteriza por ser liviana pero fuerte y cómoda tanto para el niño como para quien la carga.

conciliación laboral y familiar 2

Distracciones saludables

Antes de empezar a hacer las sesiones fotográficas hay que asegurarse de que los niños han comido bien ya que suele ser una de las razones por las cuales se ponen inquietos. Otra recomendación es llevar en los bolsillos algún bocadillo o aperitivo para brindarles en caso de que los pidan. Parece una tontería pero lo que se evita con este simple detalle es una parada innecesaria en el camino y lo que más se agradece es no tener que descargar equipos, abrir mochilas…  Los niños suelen disfrutar más cuando el fotógrafo está en constante movimiento que mucho tiempo en un solo lugar.

El momento feliz

Lo ideal es planificar el día con respecto a los mejores momentos de felicidad del niño, los cuales generalmente son después de comer y de la siesta. En este caso la sugerencia es aprovechar que el niño haga la siesta en el coche mientras se avanza hacia la zona donde se van a hacer las fotografías.

conciliación laboral y familiar 3

Padre y compromiso

Aunque estos fotógrafos han podido compaginar su vida laboral y familiar han tenido que aceptar que no pueden visitar tantos lugares como lo hacían antes. También han aceptado que sus fotografías se hacen en las mejores condiciones de luz posible pero ya no con las excelentes condiciones que podían esperar por horas y horas mientras estaban sin hijos. Lo importante es que ahora están disfrutando con ellos de estas experiencias de vida fuera de casa.

conciliación laboral y familiar 4

Seguridad ante todo

Muchas veces los fotógrafos para hacer algunas tomas corren riesgos, pero con un niño a la espalda esto es impensable. Con el portabebés a cuestas se acabaron las caminatas por arroyos profundos o pararse al borde de los acantilados o caminar por zonas resbalosas… “Cuando llevas a tu hijo encima él y tú, deben ser tu máxima preocupación” afirma Dylan.

conciliación laboral y familiar 5

Para leer el artículo completo puedes seguir este enlace y si quieres conocer el maravilloso trabajo de estos dos fotógrafos solo tienes que sumergirte en su web Everlook photography Seguro que te encantará su trabajo.