VintageHoy os dejamos con una original forma de decorar algún rincón de vuestras casas con una fotografía en blanco y negro.

Tan sólo necesitaréis un tarro de cristal, una fotografía en blanco y negro con la misma altura del tarro y aceite vegetal. De forma opcional también podéis añadir  detrás de la fotografía unas ramitas de lavanda para que decoren el tarro y le aporten fragancia.

El resultado es espectacular. En un rincón del salón, o incluso en la cocina quedará genial.

Una foto de toda la familia junta, o  fotografías en tarros de distintos tamaños será una bonita forma de tener un rincón vintage con vuestras fotos.

Durante años tendremos la fotografía en perfectas condiciones, manteniéndose vertical gracias al aceite y volviéndose un poco más translúcida, lo que le aportará una bonita sensación de ser una fotografía del pasado.

Vía: August & After (En inglés)