No hace falta ser mayor para montar a caballo y jugar a correr por el campo. Y mucho menos para darle de comer a unos tiernos caballitos que son las delicias de los más pequeños.

12697100_1050082641681576_9084942388242386510_o

Así se divirtió esta pequeña disfrazada de Cowboy. Sin duda una aventura que recordará toda la vida gracias a estas tiernas fotos.

12631483_1050082625014911_4349207328261150991_n