tarta¿Cuántas veces haciendo fotografias en algún cumpleaños has sacado el mismo tipo de fotos y casi siempre con los mismo fallos? Pues presta atención, porque te vamos a dar una serie de consejos para que tus fotografías en los cumpleaños sean mucho mejores.

Lo principal es revisar el equipo antes de salir de casa, así evitarás quedarte sin batería en el peor momento o sin tarjeta de memoria.

La mayoría de las fotos tienes que hacerlas a la altura de los niños, desde su perspectiva, así que agáchate para capturar esos momentos. Pero también tienes que hacer otro tipo de perspectivas y encuadres. Si te subes a una silla o te tiras por el suelo, la perspectiva cambiará y lo que transmite la foto también. Haz pruebas desde todo tipo de alturas, verás las diferencias.

Además de hacer fotografías generales de la fiesta, tienes que disparar buscando detalles. Detalles de unos niños abrazándose, de sonrisas, de la tarta, de algún regalo, las velas…

Si dispones de un flash de rebote, úsalo. Conseguirás una iluminación más equilibrada y evitarás que los objetos que están en primer plano salgan quemados por la luz del flash.

Trata de pasar lo más desapercibido posible. Las mejores fotos son las que captan momentos naturales, sin que las personas miren a la cámara. No fuerces posados, busca momentos naturales, gestos, sonrisas, miradas…

Si tu cámara tiene disparo de ráfaga, úsalo. Hay momentos tan fugaces que no se pueden jugar en una sola foto,  y acuérdate también de que aunque sea un cumpleaños infantil, es importante sacar fotografías a los adultos, solos o acompañados de los niños.

¿Os resultan interesantes estos consejos?

Vía: dzoom