En Primera Foto somos cómplices de la magia de los niños y por eso en fechas como Halloween nos ilusiona hacerles muchas fotos a los vampiros amorosos, a los piratas bonachones y a las  brujas de la felicidad que revolotean por nuestro estudio. Porque nunca debemos perder la ilusión de soñar.