polarAhora que se van acercando los días fríos, a los niños les conviene ir muy abrigados. Una braga polar para proteger su cuello es algo muy cómodo para ellos, no se les cae como las bufandas y además les encanta.

A partir de un retal de tela polar y una vieja camiseta les podemos hacer una braga de cuello totalmente personalizada.

Tan solo necesitaremos esos materiales, un cordón, y un cierre tipo mochila. El cordón y el cierre son optativos, pero al añadirlos podremos utilizar la braga polar además como gorro.

Es una manera de seguir teniendo presente alguna vieja camiseta que les encante y mantenerlos bien abrigaditos al mismo tiempo.

Vía: la gallina clueca