Desde la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) alertan sobre el aumento de casos de pubertad precoz en niñas.

Consideran muy importante detectar y tratar a tiempo los diferentes síntomas, que en casos de pubertad precoz aparecen antes de los 8 años en niñas y de los 9 años en niños.

Una buena forma de evitar ese adelanto de la pubertad es que la alimentación sea lo más sana posible, y evitando el consumo de productos derivados de la soja.

Vía: El blog infantil