relojAhora que en primavera tenemos días con más luz, los niños tienden a alargar su jornada de juegos y ocio, y se acuestan más tarde.

Pues según un estudio realizado por la UCM (Universidad Complutense de Madrid), los niños que se acuestan tarde rinden menos. Se analizaron a más de 1000 adolescentes entre 12 y 16 años, según sus hábitos de comportamiento, horas de sueño, y notas en diversas asignaturas, y la conclusión a la que se llegó fue que los niños que se acostaban más tarde independientemente de las horas de sueño nocturno, sacaban peores notas.

Es curioso ver que el hecho de acostarse más tarde influye en su rendimiento escolar. Esta consecuencia del ciclo de la luz sobre el rendimiento parece ser debida a los cambios hormonales, y a partir de los 12 años se modifica.

Después de ver la conclusión de este estudio, podíamos plantearnos que mientras los niños tengan colegio se sigan acostando a la misma hora de siempre, y cambiar la hora de acostarse cuando ya el próximo mes terminen con sus obligaciones escolares.

¿Qué os parece?

Más información: UCM

Vía: The Kings of the Blog